BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 9 de mayo de 2009

LA VACUNACION DE MI MININO


La vacunación de los mininos debe comenzar a partir de los dos meses de edad y continuar anualmente durante toda la vida del gato.
Una vacuna es un conjunto de microorganismos patógenos que por distintos métodos farmacológicos son anulados en su aptitud de producir la enfermedad, y al ser introducidos en un organismo huésped, tienen la capacidad de estimular las defensas contra esa enfermedad.
Las vacunas se pueden aplicar por vía parenteral o sea con inyecciones subcutáneas generalmente o por vía oral, conjuntival o nasal como es el caso de la vacuna contra la Peritonitis Infecciosa Felina.
El organismo huésped (en este caso el gato), hace una reacción contra estos microorganismos de la vacuna, que se llama respuesta inmunológica, que consiste en fabricar células que reconocen ese agente extraño y también fabrican un producto que se llama anticuerpo que ayuda a su destrucción.
Cuando el gato que ha sido vacunado, se enfrenta a la enfermedad, su sistema inmunológico lo reconocer y podrá contrarrestarlo mediante los anticuerpos formados a partir de la vacunación.
Entonces una vacunación efectiva requiere dos componentes:
Un buen Antígeno (Vacuna)
Una buena respuesta inmunológica de parte del huésped.
En el gato se utilizan varias vacunas a partir de los dos meses de edad en caso de epidemia de determinadas enfermedades o de persistencia de algunas virosis en un criadero, se puede comenzar a vacunar a los 30 días de edad y hacer una dosis más de refuerzo.
Las vacunas que se utilizan en el gato son las siguientes:
La Vacuna Triple Felina (VTF), que esta compuesta por tres virus que son: el virus de la Rinotraquitis viral felina, el Calicivirus felino y la Panleucopenia felina. Algunos laboratorios incluyen también a la bacteria Clamidia psitachi, lo que la convierte en cuádruple.
El plan de vacunas que se utiliza en clínicas comienza a partir de los dos meses de edad con la Triple, luego se hace un refuerzo de la misma, posteriormente se aplica la de Leucemia Felina, también con su refuerzo posterior y luego la de la Rabia que se da una sola dosis, todas estas aplicaciones se realizan con 15 a 20 días de intervalo entre cada una.
Esta estimulación vacunal se debe repetir periódicamente para mantener el sistema inmunológico entrenado, para nuestras mascotas este lapso es de un año por lo tanto se deben repetir anualmente, cada una de estas vacunas en dosis únicas. Hay que pensar que nuestra mascota puede estar en contacto con estos agentes patógenos en diversas oportunidades. Algunos se hallan en el medio ambiente, y aun para los que no salen a la calle, existe la posibilidad de que nosotros mismos transportemos en nuestros zapatos o ropas estos microorganismos. También es posible que nuestro gato que siempre estuvo en un departamento, nos acompañe en alguna salida vacacional, o que tengamos que dejarlo en un pensionado o que le traigamos un nuevo compañero felino, o que hayamos estado de visita en casa de algún amigo que también tiene gatos. Todas estas son circunstancias que hacen que nuestro gato esté en contacto directa o indirectamente con otros gatos.
Es totalmente falso que un gato de edad avanzada no deba vacunarse más por ser viejito. En este momento de la vida es cuando el sistema inmunológico necesita más estímulo para funcionar correctamente, por lo tanto estas revacunaciones anuales deben hacerse durante toda la vida del gato.
No se debe vacunar si el gato está enfermo o estresado. En general no se recomienda vacunar las hembras preñadas en especial con vacunas a virus vivo. Dr. Rubén M. Gatti M.V. Vicepresidente de la Asociación Argentina de Medicina Felina
Extractado del Libro El gato. Una mascota especial

2 comentarios:

casa da poesia dijo...

bueno!...e para ti...

"Ima phuyun jaqay phuyu..."

Pamela dijo...

HOLA CASA DA POESIA GRACIAS POR TU VISITA A ESTE ESPACIO Y ME GUSTO MUCHO TU CANCION SEGUIREMOS EN CONTACTO SALUDOS PAMELA M.